Asignación Universal por Hijo a las mujeres embarazadas


La cobertura de la Asignación Universal por Hijo alcanzará desde mayo a las futuras mamás

A los embarazos les llega la asignación

La Presidenta anunció la ampliación del beneficio a la niñez a las mujeres embarazadas, desde los tres meses de gestación. Como la AUH, será para desocupadas, trabajadoras informales o empleadas domésticas. Deberán anotarse en el Plan Nacer y acreditar los controles.

Por David Cufré

El universo de beneficiarias rondaría las 180 mil este año. Se destinarán alrededor de 240 millones de pesos.
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció la extensión de la Asignación Universal por Hijo (AUH) a las mujeres embarazadas a partir de la duodécima semana de gestación. “Hemos decidido seguir apostando muy fuerte a la vida”, exaltó la mandataria ante la Asamblea Legislativa y recibió una prolongada ovación como respuesta, con legisladores del oficialismo y de bloques aliados aplaudiendo de pie y las barras en los palcos a puro grito recordando a Néstor Kirchner. La medida profundiza una de las acciones del Gobierno con mayor aprobación social y política, incluso del arco opositor, que esta vez también saludó la decisión y pidió su ratificación por ley y la creación de un esquema estable de movilidad. El universo de beneficiarias rondaría las 180 mil al año, quienes cobrarán lo mismo que el resto de los alcanzados por la AUH. Los desembolsos estimados para ampliar la cobertura, que arranca el 1º de mayo, son 240 millones de pesos hasta fin de año.

El nombre del programa es Asignación por Embarazo para Protección Social. Lo percibirán las mujeres embarazadas desde la semana 12 de gestación hasta la 42 o el nacimiento o su interrupción. Los requisitos para acceder al plan son los mismos que rigen para la AUH: que se encuentren desocupadas, trabajen en la economía informal o en el servicio doméstico y perciban un salario igual o menor al mínimo vital y móvil, o sean monotributistas sociales. Pero hay una condición adicional que es clave, y que explica uno de los principales objetivos del Gobierno con la medida: que las embarazadas se inscriban en el Plan Nacer del Ministerio de Salud, buscando con ello una reducción significativa de la mortalidad materno-infantil.

Ese será el primer trámite que deberán hacer las mujeres para acreditar la condición de embarazadas. Y para poder cobrar el beneficio hasta el final deberán cumplir obligatoriamente con cinco controles completos, examen odontológico, análisis de sangre y orina, dos dosis de vacuna doble en el embarazo y una de vacuna doble viral luego del parto, dos ecografías y recibir información sobre el cuidado suyo y del bebé. “La mortalidad materna es un indicador claro de la injusticia social”, advirtió CFK en su discurso en el Congreso. De acuerdo a datos que maneja la Anses, una alta proporción de muertes neonatales, que puede llegar al 50 por ciento, son evitables con diagnóstico temprano y tratamientos adecuados.

La Asignación por Embarazo buscará incentivar la inscripción en el Plan Nacer, lo mismo que la AUH resultó un estímulo para que los chicos en edad escolar retomaran los estudios. Un debate que excede la cuestión de la cobertura a las embarazadas es cómo profundizar las políticas de anticoncepción y de planificación familiar para que las personas en situación de vulnerabilidad social no lleguen al embarazo.

Las beneficiarias recibirán el 80 por ciento de la asignación (176 pesos por mes) desde la semana 12 hasta el nacimiento, y luego deberán presentar la libreta donde se registra el cumplimiento de los controles y requisitos del Plan Nacer para cobrar el 20 por ciento acumulado cada uno de esos meses (44 pesos cada mes). CFK señaló que el programa arranca el 1º de mayo, porque durante marzo y abril la Anses estará muy ocupada con los controles de escolaridad y vacunación de los anotados en la AUH, y ese tiempo podrá ser aprovechado por las futuras madres para anotarse en el Plan Nacer.

Si bien todavía no está el decreto y la reglamentación del nuevo beneficio, los pagos serían a mes vencido, por lo que los desembolsos arrancarían en junio. El universo de embarazadas que entrarían en la asignación es un tanto difuso, pero en la Anses manejan números preliminares. Se estima que este año se producirán 830 mil nacimientos en el país, de los cuales el 22 por ciento, algo más de 182 mil, serían de mujeres que encuadrarían en el programa. Sin embargo, el cálculo no es lineal porque hay embarazos múltiples y otros que no llegan a término.

Una de las situaciones que podría darse es que chicas menores de 18 años cuyos padres están cobrando la AUH queden embarazadas. En ese caso, se mantendrá el beneficio preexistente y se sumará el del embarazo. Y cuando el bebé nazca, esa madre adolescente pasará a cobrar la AUH por el recién nacido. Esto último es así para todas las embarazadas: al momento del nacimiento, la Asignación por Embarazo se transforma automáticamente en la Asignación Universal por Hijo, siempre y cuando cumpla con los requisitos de trabajar en la informalidad, ser desocupada, monotributista social o trabajadora doméstica. También tiene que ser argentina, nativa o por opción, o acreditar una residencia legal en el país no inferior a tres años.

La Anses aclaró que las embarazadas que sean trabajadoras domésticas con aportes de sus empleadores no necesitarán anotarse en el Plan Nacer, porque ya tienen cobertura por obra social, pero en ese caso deberán demostrar que hicieron los mismos controles que en aquel programa.

Desde la oposición, la mayoría de las voces fueron de respaldo a la medida, como las del vicepresidente Julio Cobos, los socialistas Rubén Giustiniani y Lisandro Viale y el diputado Claudio Lozano, de Proyecto Sur, aunque en algunos casos pidieron que la AUH y el nuevo beneficio sean ratificados por ley.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/163302-52302-2011-03-02.html

Acerca de Arturo Jauretche

“Nada grande se puede hacer con la tristeza. Desde la ciencia al deporte, desde la creación de la riqueza a la moral patriótica, el tono está dado por el optimismo o por el pesimismo. Nos quieren tristes para que nos sintamos vencidos y los pueblos deprimidos no vencen ni en la cancha de fútbol, ni en el laboratorio, ni en el ejemplo moral, ni en las disputas económicas… Por eso, venimos a combatir alegremente. Seguros de nuestro destino y sabiéndonos vencedores, a corto o a largo plazo”. Ver todas las entradas de Arturo Jauretche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: